Volver arriba

Los cinco códigos o tipos vitales

OSHO siempre solía decirnos:
Soy perezoso hasta los huesos, por eso si queréis hacer algo preguntadme a mí, os diré la manera más eficaz y más descansada de hacerlo”.

Desde su sillón, en su habitación nos dio guía a millares de personas, nos educó, entretuvo y alegró durante años, un proyector ermitaño. Sin embargo  en cuanto veía que su aparición era lo oportuno no dejaba de hacerlo y si era necesario salía de su silencio. Vivió  casi la mitad  de su vida invitado en casas de discípulos, fue nuestro invitado en la comuna de Oregón (EEUU), en Mumbai y en  Pune (India)

Los cinco códigos vitales del Neodiseño Humano
El campo electromagnético humano emite una sutil radiación bioenergética. Cada vez que se produce un encuentro con  alguien se crea un campo energético que combina ambos participantes, cuando están respondiendo a sus naturalezas hay una armonía energética que se establece aunque no medien ni palabras ni miradas. Hay un bienestar. Si en cambio se está “empujando” la naturaleza auténtica, se creará desarmonía.

Los 5 tipos genéticos, sus códigos vitales y su actitud correspondiente:
Manifestador: Proactivo / Cortesía
Generador/Manifestante: Responsivo / Paciencia
Generador: Responsivo / Resiliencia
Proyector: Interactivo / Fe
Reflector: Incorporativo /Confianza

Las actitudes de cada código gobiernan toda la relación humana. Su química, nunca mejor dicho, se trata en efecto de mediadores y trasmisores que son compuestos químicos dentro del organismo-determina un campo armonioso o disonante.
Estas actitudes generan temas positivos o negativos, de acuerdo a la autenticidad con que se viva el código:

Tipo               Negativo       Positivo
Manifestador: Provocación / Potenciación
Generador/Manifestante: Obstinación / Dinamismo
Generador: Frustración / Ritmo
Proyector:  Interferencia / Integración
Reflector: Disipación / Inclusión