Volver arriba

¿Cómo podemos gobernar nuestra existencia?

¿Cómo podemos gobernar nuestra existencia? ¿Podemos?

Abrirnos paso entre las creencias, la cultura, las religiones, la moralidad, las costumbres y tradiciones es la tarea de todas las que deseamos conocer nuestra verdad.

La verdad se confunde a menudo con la precisión en la expresión de los hechos. La verdad de la que hablamos aquí es mucho más que eso, trasciende los hechos y todo lo que el plano material exhibe, la verdad es el núcleo mismo de todo lo permanente y lo transitorio, sin ser ni uno ni otro, está fuera de los conceptos de bueno y malo, de perdurable o perecedero. Tiene el carácter de la crema Chantilly, es ligera, alegre, envolvente y deliciosa . Es eso que hace que estemos vivos.

Lo superficial es imprescindible para llegar a la profundidad. El Neodiseño Humano se ocupa del mundo del maya. La ilusión de ser separados. Sólo examinando y conociendo el plano material, las leyes que gobiernan la forma, podremos llegar a lo que está presente en lo material sin ser ello y de hecho dándole origen.

Este es un sencillo sistema que permite acercarse al programa original de cada uno, reconocerlo, aceptarlo y amarlo sin perder de vista el programa mayor que abarca todos los programas individuales y los incluye en un propósito único, desde luego desconocido para cada una de nosotras. Le llamamos “evolución”.

Nuestra mente, comparativa por excelencia , asume que se trata de algo “mejor”. Este tipo de concepto no tiene ninguna vigencia a este nivel. Evolución es el adaptarse progresivamente a lo que está ocurriendo. Esto, en el mundo de ventajas y desventajas, puede ser mejora o deterioro… es una cuestión de puntos de vista…